La FIA obligará a todos los pilotos de F1 a dejarse las cabezas grandes

La FIA prevé añadir esta nueva disposición como un requisito obligatorio que deben cumplir todas las escuderías.

La FIA obligará a todos los pilotos de F1 a dejarse las cabezas grandes

El Campeonato del Mundo de Fórmula 1 es de los más seguidos por los fans de la velocidad en todo el mundo y lo cierto es qu,e de vez en cuando, aparecen nuevas reglas que buscan que el espectáculo se dispare: piques, adelantamientos, doblajes y, por supuesto, coches que destrozan el crono con cada nuevo Gran Premio.

Pues bien, tras los cambios que se incluyeron en la temporada 2022 con un monoplaza prácticamente remozado, impuesto por la propia FIA, ahora vuelve el máximo organismo a querer tocar los requisitos que se le van a exigir a las escuderías que participan en el gran circo. Y se trata de un cambio que, pensamos, va a traer a muchos de cabeza.

Aumentos de cabeza por sistema

Fue a finales de 2012 cuando llegó para PlayStation 3 un juego llamado F1 Race Stars en el que los principales pilotos de Fórmula 1 se sentaban en unos espectaculares karts para revivir una especie de temporada regular de la categoría con pilotos cabezones. El resultado, si no lo recordáis, podéis verlo en el vídeo que tenéis justo aquí debajo y fue considerado en su momento como un completo éxito.

Tal fue la repercusión de este juego que ahora la FIA, una década después, quiere recuperarlo pero añadiendo un elemento fundamental: las escuderias deberán hacer crecer las cabezas de sus pilotos hasta que se parezcan a las de los personajes de aquél F1 Race Stars.

Aunque se desconoce el método que utilizarán para conseguirlo, la FIA ha avanzado que ese paquete de medidas se unirán a las ya existentes que contemplan el plano técnico de los coches. Y es que esos cabezones que tendrán que mostrar los Verstappen, Hamilton, Sáinz y Alonso serán considerados elementos aerodinámicos y como tal se tendrán que controlar carrera a carrera.

Imagen conceptual del futuro aspecto de los pilotos a partir de la temporada 2025.

Aunque se está discutiendo el diámetro que deben cumplir las nuevas cabezas, se especula con que será obligatoria la presencia en los cascos de alas en los laterales para crear la sustentación necesaria para que los pilotos liventen dentro del monoplaza y quitar, así, peso al bólido. Pero claro, debe haber unos límites para que los más cabezones no salgan ganando en las rectas, ni tampoco penalicen en exceso el espectáculo en las curvas.

Sea como fuere, aunque lo más complicado es que se adapten los nuevos pilotos a esta norma, las escuderían ya están barriendo el mercado en busca de jóvenes promesas con cabezas prominentes, realmente grandes, que les permitan ahorrarse el proceso de cirujía necesario para alcanzar esos mínimos que va a exigir la FIA a partir de 2025.

Fernando Alonso, por su parte, ha declarado que respira aliviado al saber que no tendrá que dejarse la cabeza grande porque, para esas fechas, afirma que «estará «estaré retirado y gastándome la pasta de todo lo que he ganado sin necesidad de hinchar ninguna parte de mi cuerpo».

Veremos cómo acaba la cosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *