Una PS Vita ultrajada se arranca el ‘streaming’ de cuajo al grito de ‘Gaikaaaaai’

El arte oriental consigue que PS Vita se quede sin una de sus funciones más interesantes.

Todos sabemos que PS Vita no lo está pasando bien a cuenta del papel que Sony le ha reservado dentro del ecosistema PS4 y prueba de ello es esta noticia, que viene a constatar las dificultades por las que estaría pasando la portátil de los japoneses.

El caso es que según hemos podido conocer, hace escasamente un mes PS Vita pasó por uno de sus peores momentos desde que salió a la venta hace casi dos años. Y todo viene por la cuestión del ‘streaming’ que no le ha gustado nada, sabiendo como sabe las buenas especificaciones técnicas que gasta y que, según Sony en su día, “eran muy parecidas a las de PS3“.

Pues bien, a pesar de todo ese potencial, al final la compañía la va a relegar a un segundo plano, dejándola como simple reproductor de vídeo, como si se tratara de un iPod de hace 13 años. Una pena… que le está pasando factura.

La PS Vita ultrajada tras el incidente (imagen de Hobbyconsolas.com).

El caso es que para sacudir conciencias y para que en Sony entiendan que no está dispuesta a que la releguen a un segundo plano, PS Vita (según las informaciones que manejamos) habría intentado arrancarse el ‘streaming’ de cuajo, quitándoselo de un golpe seco desde el interior. Para llevarlo a cabo, la consola utilizó sus dos sticks analógicos como si fueran manos, se hizo con la memoria de vídeo y el chip Wifi y los despegó de la placa a base de tirones. Todo esto lo hizo a plena luz del día, frente a las oficinas de Sony en Tokio y según testigos presenciales, mientras hacía lo que hacía gritaba a pleno pulmón: “¡Gaikaaaaaaaaaaaaai!“.

Este método de autolesión, contemplado en el código de honor japonés llamado Bushido, no es nuevo entre los guerreros nipones que ven mancillado su orgullo. Esta especie de Harakiri por suerte no llegó a buen puerto y se quedó en un simple reseteo, pero para evitar problemas, Sony ha terciado mandando a la PS Vita con uno de los hijos de Pat Morita, del que aprenderá lo que significan las palabras “resignación” y “joderse te manden lo que te manden” para que así no se resista a ser una consola que sólo reproducirá vídeo en ‘streaming’. De paso, aprovechando lo que les cuesta esta academia, PS Vita aprenderá a utilizar correctamente sus dos stick analógicos para cazar moscas al primer intento.

Si todo lo anterior no funciona, en Sony se están pensado seriamente mandar a su máquina con Sackboy a la misma clínica para ver juntos, en compañía, si se van recuperando de sus respectivas dolencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *