No podrás dar de comer ni mojar tu PS4 después de las 12 de la noche

La nueva PS4 llega en sus primeras remesas con algunos defectos graves de fabricación.

Sony ha estado callada mucho tiempo sobre su ‘next-gen’, dejando a los pobres de Microsoft que se dieran el leñazo padre hablando y hablando y poniendo de los nervios a los ‘gamers’. Pero cuanto más se acerca el 29 de noviembre, nuevas cosas vamos conociendo de la PS4, esa máquina que saldrá 100 pavos más barata que la Xbox One.

Y es que como reza el dicho, “si una consola de nueva generación vale 100€ menos, por algo será“. Y os podemos asegurar que cuando conozcáis esto que os vamos a contar, lo mismo os olvidáis de la PlayStation y os echáis en los brazos de los de Redmond.

Pero esta historia empieza algunos meses atrás. Justo cuando en Sony llegaron a la conclusión de que su ‘next-gen’ no podía venderse como PS3 a 600€ del ala le mismo ‘day one’. Así que tomaron una decisión: comprar los componentes más baratos.

Dicho y hecho, se fueron a uno de los suburbios de la Pequeña China de New York, a la tienda del Sr. Wing, y allí compraron todos los componentes de la PS4: lectores de Blu-ray, discos duros, memoria, procesadores, placas base, etc. Tiempo después (y esto no trascendió por razones obvias), en la misma ciudad pero ya en enero de 2013, tras la presentación en sociedad de su nueva máquina, se produjo un incidente por el que dos operarios sufrieron mordeduras de una de las consolas a las que, por error, le habían caído unas migas del bocata que se estaba comiendo Kazunoru Yamauchi la noche anterior al estreno.

Con más de 30 millones de máquinas ya ensambladas, Sony se dio cuenta de que las PS4 con componentes de la tienda del Sr. Wing estaban poseídas por el espíritu de Mogwai (“espíritu maligno” en cantonés) y que los futuros usuarios tendrían que tomar una serie de precauciones para evitar males mayores.

Pues bien, Videojuebos.com ha tenido acceso a esas condiciones de uso y os las detallamos a continuación para que lo tengáis muy presente si os vais a comprar una PS4 Mogwai de estas. Mirad…

  1. No podréis encender la PS4 después de medianoche. En todo caso, hacedlo el día anterior antes de esa hora y dejadla encendida hasta que empecéis la partida, aunque ya sea el día siguiente… o de lo contrario a vuestra consola le saldrá un logo de Xbox en la parte frontal, donde el botón de encendido.
  2. Después de la medianoche no comáis cerca de ella y mucho menos salami o sobrasada que dejan mucha suciedad y grasa por todas partes. Si le entra alguna miga se transformará y le saldrá un flequillo blanco en la parte de arriba, pudiendo acabar el trastorno en mordiscos a todo el que se ponga por delante.
  3. No puede darle la luz del día directamente a la PS4: debéis taparla con un paño negro o bajar las persianas ya que si se deslumbra dejará de funcionar. Y no podréis repararla ya que será la placa base la que se abrasará como si fuera una parrilla de carne.
  4. No mojéis vuestra PS4 o empezarán a crecer en su parte posterior nuevas PS4 Mogwai más pequeñitas con menos potencia y de un tamaño en el que no podréis meter por su lector ni los discos de GameCube.
  5. Por último, no juguéis con ningún juego de Disney tras haber incumplido alguna de estas normas o un potente virus infectará todos vuestros Blu-ray añadiendo el modo Billy y Kate nunca se casaron, que consiste en ir haciendo bolas de nieve cada vez más grandes (en Kingston Falls) al más puro estilo de Katamari Damacy.

Quedáis avisados…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *