+ Coñas
  • Gears of War 4 es la secuela fallida del Moonwalker de Mega Drive
  • Sony prepara un simulador de tinajera para PlayStation VR
  • Descubren que el botón de encendido de Xbox One también abre la puerta del garaje de José Luis Moreno
  • Messi: “si no hubiera jugado al fútbol, me hubiera gustado ser futbolista”

Hallan en el Polo Norte un grupo que desarrollaba un juego de Wii U

La conmoción que ha provocado este suceso ha sido brutal ya que nadie esperaba que tanto tiempo después del lanzamiento de la ‘next-old-gen’ de Nintendo todavía hubiera un estudio ‘third party” trabajando para la maquinita del Gamepad con pantalla incorporada. Pero sí lo hay. En el quinto pino pero lo hay.

Este hallazgo se produce en el mismo momento en el que Nintendo parece pasar por una de las crisis más graves de la historia, con una máquina a la que casi le han dado su finiquito y para la que pocas compañías de las llamadas ‘third party’ siguen teniendo entre sus planes desarrollar nuevas entregas de sus sagas más conocidas. Además, los antecedentes no son nada buenos. Ya el verano pasado, Nintendo decidió darle unos días libres a su consola, mandándola a descansar y quitarse el estrés de su ¿fracaso? a Torremolinos, donde pudo vivir unos divertidos días de playa y chiringuitos para volver en septiembre con fuerzas renovadas de cara a la campaña de Navidad.

No hace falta decir que PS4 y Xbox One se han comido la tostada de la ‘next-gen’ y que a Wii U no le han quedado ni las migajas. Es por eso que el hallazgo científico de la existencia de este grupo de desarrollo ‘third party’ que estaba en el Polo Norte ha provocado la conmoción en todos los lugares del planeta ‘videojuego’.

Las reacciones no se han hecho esperar desde Nintendo donde una fuente muy cercana a la central de EE.UU. aseguró que “la noticia de este descubrimiento nos ha dejado helados a todos“. En Sony han sido menos diplomáticos y afirmaron que “los pobrecillos [por los del Polo Norte] han pasado tantas penurias para nada” mientras que Microsoft, en su línea, aprovechó la ocasión para recordarnos que “las estaciones de trabajo que tenían operaban con Windows 7“.

Sea como fuere, la comunidad internacional se debate en estos momentos por dos bandos que andan enfrentados: los secretistas y los desvelacionistas. Los primeros abogan por no desvelarle a los miembros del grupo de desarrollo que Wii U está virtualmente muerta y que su trabajo no ha servido de nada tras casi dos años de reclusión en el hielo, dejando que sigan viviendo en la mentira hasta que algún día (lo más lejano posible) se enteren. Mientras, los segundos abogan por decírselo a las claras para verles las caras de jodidos que se les queda por haber perdido esos meses de su vida en nada.

Desde luego, lo más preocupante de todo es que el tiempo que estuvieron desarrollando ese juego no fue especialmente gratificante para los desarrolladores ya que las huellas de la soledad, la incomunicación y las bajas temperaturas ha hecho estragos en sus cuerpos. Especialmente significativo es el caso del grafista, Tompkins Zard, que cuando llegó al Polo Norte contaba con 26 años y al volver dos años después… bueno, la foto que tenéis justo debajo lo dice todo.

northpoleamudsen

Y vosotros, ¿qué os parece esta historia? ¿Conmovedora?

Debes estar registrado para dejar un comentario Login